miércoles, 18 de marzo de 2015

Los Hijos de la Tierra

Mi segunda afición es leer, mis últimas lecturas han sido realmente de lo más cautivador... Imagino que muchos conocéis la hexalogía, de Jean M. Auel, "Los hijos de la Tierra", me llego la referencia en un taller de verano, tenía el primer tomo en casa, había entrado con el periódico de los sábados, pero ni le había echado cuentas, en el taller una persona hizo un comentario sobre, "El clan del oso cavernario", "los hombres no sabían que eran los colaboradores directo en la procreación", me intrigo y comencé a leerlo, suerte que ha sido así, porque de este modo he podido leer los 6 tomos seguidos, si lo hubiera hecho cuando se edito el primero, tendría que haber tardado 30 años para leer el 6º, 
Aunque sea una novela, esta muy bien documentado y uno puede llegar a sentir el frió de la era glaciar, como agradecían a la tierra todo lo que ésta les proporcionaba, no utilizaban nada que no fuera útil, cazaban porque era su principal fuente de supervivencia, le proporcionaba alimento, vestidos, utensilios para miles de usos, un gran ejemplo de: "sólo utilizo lo que necesito", reciclo y no hago mal uso de las provisiones que me proporciona el medio.
La primera novela engancha desde el principio... A una niña del cromañon la encuentran unos neardentales y ahí comienza una historia entrañable, con las diferencias culturales tan grande que existían entre los dos pueblo, la niña Ayla enseguida me cautivo, y a pesar de su corta edad, se adapta a los avatares que la acompañan, aprendiendo que la protesta o la rebeldía no le sirve para nada, con estas personas que son mucho más primitivas que al parecer, de la raza que ella procedía, la novela mueve muchos sentimientos que simpatizan con la pequeña...con 10 años es madre, la edad de supervivencia es muy baja, y a los 26 años una persona es una anciana..., como han cambiado las cosas¡¡, que en nuestros días, tanta gente llega a los 100...
Mejor os la recomiendo, no puedo sintetizar en una pocas palabras, los 6 tomos que me han tenido enganchada desde el mes de agosto hasta diciembre...cuando termine no encontraba nada que captara mi atención, he necesitado dos semanas para poder volver a conectarme con otro libro, estaba tan familiarizada con Ayla y su vida, con su amor, Jondalar, y con todo lo que hacía y experimentaba, que prácticamente formaban parte de "mis amistades". son muchas paginas y muchas horas de lectura, y en mi caso, en cuanto tenía un momento agarraba el libro y continuaba...
En tantísimas páginas, es normal que algún pasaje se me haya hecho algo más pesado, pero en general, la historia primero de Ayla y después cuando encuentra a Jondalar, entre acontecimientos importantes, sobrevivencias y su historia de amor, he pasado unos meses maravillosos disfrutando de su lectura... 
y comprendiendo como iban descubriendo las cosas que de alguna manera, aunque sea novela, ahora podemos disfrutarlas nosotros, y nos resultan tan simples, que no podemos comprender que en el origen de la vida, que no existía nada, todo se iba descubriendo por casualidad...   J.H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario