miércoles, 11 de marzo de 2015

Roscas Frita de Alcuéscar, con zumo de naranja y anís

Las Roscas fritas son muy apreciadas en mi pueblo, y prácticamente todo el mundo las sabe hacer, las recetas pueden variar de unas familias a otras.
La época más propicia es la Semana Santa, pero hay personas que las hacen durante todo el año.
La receta que os describo me la ha dado una vecina de mi hermana, que vive en el pueblo, son las que se ven en la foto, quedan muy ricas, llevan zumo de naranja.
Las que he comido siempre eran las que hacía mi madre, llevaban leche, hoy he querido hacer algo diferente y han quedado muy jugosas, el sabor es muy agradable y siempre es bueno para las personas que son intolerantes a la lactosa.



INGREDIENTES.
12 huevos
½ l. de zumo de naranja.
150 ml. de anís dulce (licor)
300 ml. de aceite de oliva
una cucharada sopera de anís verde (grano)
un poquito de canela.
8 sobres de levadurina royal
1 kg de azúcar, (utilizo azucarera), endulza mejor.
3,5 de harina...
con estas cantidades suelen salir bastantes, se puede hacer la mitad, que salen entre 4 y 5 kg.


Rosquillas fritas, unas las he rebozado y otra no, porque
hay personas que las prefieren sin azúcar por fuera.

ELABORACIÓN.
Utilizo un barreño grandecillo para que me quepa toda la masa, el mismo que utilizo después para ponerlas cuando ya las tengo fritas...estas de la foto es media masa.
Se parten los huevos en el recipiente, se baten, suelo utilizar una batidora de varillas  si no se tiene esa batidora, pues con un tenedor o como cada cual suela batir los huevos...a continuación le añado el azúcar y ahí mezclo el anís verde y la canela, que también lo bato un ratito, añado el aceite, el anís liquido y el zumo de naranja...que lo mezclo todo bien..en principio la masa queda muy liquida, (otra manera de hacerlo es echar todos los ingredientes juntos y batirlos para que se mezclen, yo prefiero hacerlo por separado). 
Por último le pongo la harina despacito, previamente en la harina he mezclado la levadurina, y ya comienzo a echarle harina hasta que la masa queda consistente y se separe de las manos, para que se pueda hacer la rosquilla.
Se coge un trozo de masa, se hace una tirilla y se alisa con el rodillo, en la encimera de la cocina o en una mesa, que hemos untado con un poquito de aceite, mientras¡¡ tenemos en el fuego un recipiente grande con el aceite de oliva o de girasol, (eso ya al gusto),  para que se vaya calentando.
Una vez que la tirilla esta lisa, la cogemos en la mano y unimos los dos extremos y la doblamos, se pone en la mesa
Preparadas para ir a la sartén
y cuando el aceite este en su punto, se hechas las roscas y se fríen, procurando que el aceite no este demasiado caliente, para que se frían desde dentro y no se arrebaten.
Una vez fritas, se sacan y se ponen en otro plato grande con papel de cocina para que absorba el aceite que les sobre, y a continuación se pasan por el azúcar y se guardan en el barreño...ya esta todo listo para darnos un banquete. que aproveche, espero os queden bien...






No hay comentarios:

Publicar un comentario