lunes, 13 de julio de 2015

Martes con mi viejo profesor

Hace tiempo que leí este libro y aun guardo un grato recuerdo, lo más importante para mi, fue la gran humanidad que encierra, te hace ver, lo superfluo que se puede llegar a ser dándole importancia a cosas que realmente no merecen la energía que empleamos en ellas.
Mitch Albom, alumno de Morrie Schwartz, se entera que su antigüo profesor de carrera, esta enfermo de ELA, enfermedad devastadora y comienza a visitarlo todos los martes, organiza su vida de tal manera que tenga el tiempo suficiente para ir a verlo.
Sus charlas son tan intensas que el visitar al profesor se convierte en algo tan especial, que toda su semana la enfoca en el martes, para compartir unas horas con su viejo profesor, un hombre sabio, del que hace de su enfermedad algo tan importante, en el sentido de querer sacar todo lo bueno de su vida.
Se enfrenta con valentía y gran destreza a la enfermedad, muestra una gran sensibilidad y todos los que lo visitan quedan prendados por su naturalidad y por como acepta de tan buen grado lo que le sucede, sabe que se esta muriendo, pero no se rinde, no se deprime, al contrario lo ve como una gran oportunidad para crecer internamente y así se muestra, sin ningún pudor ni tapujos, todas las vivencias que comparten son entrañables, que te instalan tan dentro de la historia y puedes llegar a sentir el inmenso amor que se profesan, y el gran respeto que sienten todos por el profesor...una persona muy delicada.
Es un libro muy bueno donde el optimismo rebosa a raudales y proyecta una inyección de esperanza.
El profesor sabe que se esta muriendo y saca un gran partido sobre la situación...
Cada martes hablan sobre la vida, la escuela donde todo se aprende y donde mejor se ve, es un despertar de conciencia, donde la mejor enseñanza es la experiencia, y así cada capítulo es una auténtica joya, donde podemos enfrentarnos con nuestros demonios, y debaten temas tan amplios como:
La visión del mundo,
Sentir lastima de uno mismo, esto es muy frecuente en la raza humana.
El arrepentimiento, cuantas veces nos hemos arrepentido de algo que hemos hecho, o peor aun, de algo que queríamos hacer y no lo hemos hecho por miedo.
Temas tan comunes que a todos nos atañen  como: la familia, la muerte, las emociones, el matrimonio...y así cada martes el alumno se va con una nueva lección aprendida, su cambio es espectacular, gracias a el contacto con su profesor y amigo aprende sus últimas lecciones...una frase muy importante que le dice: CUANDO APRENDES A MORIR APRENDES A VIVIR...J.H

Reseña sobre el escrito:
Mitchell David "Mitch" Albom, nació en Passaic, (Nueva Jersey) el 23 de mayo de 1958, vivió algún tiempo en Buffalo, Nueva York.
Estudio en, Nueva Jersey y en Filadelfia, saco la carrera de sociología en la Universidad de Brandeis en Waltham, Massachusetts.
Después de graduarse, estuvo tocando en algunos clubes nocturnos de Estados Unidos y de Europa.
Descubrió que tenia facilidad para escribir y volvió a la universidad donde obtuvo un titulo en la Escuela de Graduados de Periodismo.
Es escritor, periodista, guionista, dramaturgo, locutor de radio, presentador de televisión y músico.
Su obra maestra, Martes con mi viejo profesor, se publico en 1997, en el relata las visitas de Albom a su profesor, en pocos años se considera el libro de memorias mas vendido de la historia, ha vendido mas de catorce millones de copias y ha sido traducido a 41 idiomas.
Sus libros han vendido mas de veintiséis millones de copias alrededor del mundo, aunque como mas se le conoce es por el de Martes con mi viejo profesor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario