sábado, 8 de agosto de 2015

Como hacer Cebolla Caramelizada


La cebolla caramelizada es fácil de hacer y tiene variedad de usos, se puede utilizar para sazonar, rellenar, untar, en cualquiera de ellos queda un plato delicioso, por su textura y sabor.

Importante, su nombre caramelizada, no es por añadir azúcar,  es por estar tanto rato cocinándose que, suelta su propio jugo,  ya sabes que la cebolla es muy dulce.

Ingredientes:
2 cebollas grandes
4 cucharadas soperas de aceite de oliva, preferentemente
1 gramo de sal

Elaboración:

Cortas las cebollas en rodajas finas, (se puede cortas a gusto de cada persona, pero de este modo queda muy jugosa y al estar fina, se hace antes)
En una sartén con tapa, pones el aceite a calentar y cuando este ha cogido calor, añades la cebolla que se impregne con el aceite, se le añade la sal, se mueve y se baja la temperatura del fuego, que quede al mínimo, (si es de gas y si es vitrocerámica se bajan varios números)
Se tapa para que se haga muy lentamente durante 15 minutos, mirando cada 5 para moverlo y procurar que no se quema, tras este tiempo la cebolla se hace transparente.
Después de estos 15 minutos, lo dejas otros 25 minutos más, pero en esta ocasión ya estas pendiente de la cebolla, para que se vaya haciendo por todos lados igual y lo mueves con regularidad, iras viendo como va cambiando de color, de transparente se cambia a tonos marrones, haciéndose más intenso poco a poco, este cambio de color se debe a que el azúcar que tiene la cebolla comienza a fundirse impregnándose de los distintos tonos del caramelo.

Cuando obtengas el tono marrón que quieres y la cebolla se ha reducido a la mitad, más o menos, ya la tienes lista para lo que tuvieras pensado preparar...buen provecho... J.H.

Nota. Pongo la sal al principio porque así suelta antes el agua que tiene la cebolla y me queda muy bien.








No hay comentarios:

Publicar un comentario